• Mas que un cuerpo Clínica Angeles

Es un largo camino de muchas altas y bajas..porque sigo en esté camino descubriéndome, encontrándome

No tengo una típica foto de mi antes y después, ni nada de eso, porque pues una de mis batallas fue el hecho de entender yo misma lo que tenía y comprender lo difícil que es que alguien más entienda por lo que estas pasando, quisiera que algún día se pudiera quitar el tabú de que para que alguien tenga un trastorno de la alimentación, se tiene que ver de cierta manera, te puedes ver de mucha formas, como yo.. que por fuera me veía una persona sana mental y físicamente, “normal”, en su peso. Pero en realidad, yo estaba triste, desesperada, ansiosa, con mucho miedo, restringiendome todos los días, buscando la perfección, exigiéndome y lo peor de todo es que yo me sentía sola.


Esto me viene atormentando desde hace mucho tiempo, sin poder explicar la razón, ni yo sabía lo que tenía, solo lo bloqueaba y seguía con lo mismo pensando que solo llegando a ese estándar de perfección que yo quería ver en mi misma ya podría ser feliz, y ya podría ser segura de mi misma, otra persona a la que la gente ya iba a querer y aceptar, y no sólo ser la niña “penosa y callada” (que no tiene nada de malo!)


La verdad no tengo un recuerdo muy claro, pero creo que todo empezó cuando iba como en tercero de primaria, empecé preocuparme por mi físico, desde chiquita recuerdo todo lo que hacía y como empezaban mis malas relaciones con la comida, por que la comida “chatarra” ya estaba catalogado como algo malo y que no me permitían. Tuve muchas rachas de pasar por diferentes conductas de riesgo en las que mi cuerpo podría estar pidiéndome que por favor descansara, pero no, yo no me escuchaba.


Pase por muchas restricciones en las que que juraban que podía comer mucho y nunca “subir de peso” y empecé a comer, comer mucho y empecé a subir de peso, y no entendía que pasaba, lo que no sabía era que si, comía mucho, pero en realidad me estaba privando de una manera muy fuerte, de muchos tipos de comida, eventos y creo que fue cuando mi trastorno empezó a crecer de una manera rapidísima hasta que lo deje, pero ya estaba muy lastimada me obsesioné.


Paso un tiempo y me sentía muy sola y triste, hui y me fui de viaje, allá seguí con conductas de riesgo, mi cuerpo ya estaba cansado y triste, estaba irritada todos los días.


Regrese, lloraba mucho, estaba muy confundida no entendía que era lo que me estaba pasando, que hacía mal, me empecé a aislar de la gente como nunca, y se me empezó a caer el pelo, pero nadie notaba lo que tenía por que estaba en un peso “sano” y me veía sana, hasta que yo busque ayuda..


Esto me ha quitado muchas cosas, me aíslo de la gente que más quiero, me privó de muchas cosas sociales, personales, de crecimiento, por que todo giraba alrededor de eso, con miedo. De gente que no veo hace mucho, que quiero tanto, pero esos demonios de mi cabeza eran tan fuertes que me ganaban y me separaban cada vez más, ponía excusas, me quedaba en mi casa, si algo tenía que ver con comida o algo que me exponga con mi cuerpo o ponerme ropa diferente yo que se, era un rotundo no. Me privó de conocer gente nueva, por que yo me decía a mi misma como, no está no es tu mejor versión no te pueden conocer así.


Yo me alejaba de la gente, pensaba que estaba sola y que no me querían, que no me entendían, pero lo que pasaba era que ni yo misma sabía lo que tenía, no lo entendía, ni lo quería enfrentar igual, y como esperar que alguien mas entienda algo tan complicado, que ni yo sabía explicar?


Y por otro lado, no me daba cuenta que había tanta gente a mi alrededor que me quiere, como soy, gente que conozco de toda la vida al igual que, gente nueva que conocí que me demostró que me quería como soy, pero yo tenía los ojos vendados y no me daba cuenta.


Pero después de toda esa historia triste, quiero decir que, después de tanto tiempo pensando que esto era yo, ya con lo que iba a vivir siempre, pues no, busqué ayuda y me pude dar cuenta de todo lo que me pasa y pasaba, es un muy largo camino de muchas altas y bajas, no digo que ya wow estoy perfecta soy una persona nueva ya jamas tengo miedo, ni me pongo ansiosa ni nada, no obvio no, por que sigo en este camino descubriéndome, encontrándome, pero pues puedo decir que ya me siento cada vez más tranquila..


NFM

21 Años, México

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

@2019 Blog pacientes a pacientes